¿Qué es el Enamoramiento?

Por admin / hace 3 semanas / 0 Comentarios ».

La mayoría de los diccionarios describen el enamoramiento como la acción de enamorarse y otros menos simples agregan que se trata de un estado emocional que nos hace sentir atraídos por otros. Pero, quienes alguna vez hemos caído en las redes del amor, sabemos que el enamoramiento es mucho más que eso.

El enamoramiento es un proceso tan complejo que tiene hasta un basamento científico que explica por qué nos sentimos como son sentimos. Todo  empieza en la corteza cerebral y se distribuye hacia el sistema endocrino, para luego manifestarse con respuestas fisiológicas que se deben a los cambios químicos en el hipotálamo por la segregación de dopamina. En este sentido, es normal que expresemos el enamoramiento con gestos y la comunicación emocional.

Amor mentiroso - que es el enamoramiento

A pesar de muchos de nosotros relacionamos el enamoramiento con el amor, no se trata del mismo sentimiento, ya que cada uno tiene su momento. De esta forma el enamoramiento se puede describir como una conducta basada en los deseos de físicos y en la atracción que se siente a una persona, sin que sea necesario sentir amor.

Un claro ejemplo del enamoramiento es eso que con frecuencia llamamos “amor a primera vista”, que no es otra cosa que la atracción hacia la personalidad, gustos o apariencia de otra persona. Es precisamente en esta etapa donde todo es perfecto, los defectos parecen virtudes y la adrenalina domina la mayoría de nuestras acciones.

Sin embargo, el enamoramiento también se basa en los gustos, estereotipos y modelos de familia ideal que tenemos en nuestra mente. Por lo tanto, no nos enamorados de cualquier persona o por casualidad, sino que muy el fondo, se trata de una elección producto de los deseos de nuestro subconsciente.

Durante el enamoramiento propio de los primeros encuentros con la pareja es normal que se confunda el enamoramiento con el amor, y es aquí donde está el peligro de que este deseos aparentemente inocentes que sentimos hacia al otro nos jueguen en contra y generen una confusión tal, que nos haga sufrir más de la cuenta ante el rechazo o una ruptura.

Igualmente, es necesario saber diferenciar entre el enamoramiento y el amor para llevar una vida sentimental saludable. Esto quiere decir que hay personas que de alguna manera solo quieren las emociones bonitas y excitantes del enamoramiento y se alteran con la calma, confianza y mezcla de otros sentimientos que caracterizan una relación cuando ya se ha transformado en amor.

Cómo identificar el enamoramiento:

Aspecto físico

Las mariposas en el estómago son una excelente forma de describir una de las características del enamoramiento y es que esta emoción también tiene características físicas que nos delatan ante la persona que nos interesa, como: sudoración, taquicardia, ansiedad, sudoración, nerviosismo, risa nerviosa, aumento de la presión arterial, cambios en la percepción del tiempo e incluso dolor o presión estomacal.

Claramente, los síntomas anteriores son transitorios y no afectan la salud de los enamorados y se trata de respuestas químicas por la emoción que genera la llegada de alguien especial en nuestras vidas.

Aspecto emocional

Como ya hemos mencionado, el enamoramiento se caracteriza por la expresión de emociones físicas y afectivas efusivas, producto de la perfección y la magia de la primera etapa juntos.

Las señales de esta etapa son:

Pasión: la pasión comienza con la seducción, que es cuando ambos miembros de la pareja buscan conquistar al otro.

En esta etapa los hombres y mujeres se comunican de forma diferente; mientras que el hombre es más atento, detallista y se esmera por complacer a su chica, la mujer es más atenta a buscar todas las características que hacen perfecto al hombre.

La pasión vive su máxima expresión en los primeros años de relación pero después y como es normal es sustituida por otras emociones y deseos. Cuando las personas no aceptan el fin de esta etapa y creen que ya no aman a su pareja es cuando se suele decir que no se estaba enamorado de alguien más, sino de las sensaciones que esa persona nos provocaba.

La lucha de poder: En este punto se rompe la burbuja y las personas ya son capaces de ver los defectos de su pareja. La lucha de poder es crucial para determinar a si una pareja está preparada para llevar la relación al siguiente nivel y si ya ha nacido el verdadero amor.

El reparto del poder: en esta etapa se establecen los roles de la pareja. Es aquí donde la realidad se hace aún mar cercana y las parejas deben establecer acuerdos para convivir y establecer responsabilidades que permitan que la relación avance.

Enamoramiento y etapas

Así como se puede ubicar el enamoramiento antes que el amor, también es posible establecer diferentes etapas de enamoramiento. Los psiquiatras, psicólogos y especialistas en el tema aseguran que hay 6 etapas desde el enamoramiento hasta el amor.

Fusión (desde el primer mes, máximo 30 meses): la pareja quiere estar todo el tiempo junto y las muestras de afectos y pasión son frecuentes. En esta etapa aún se vive la relación con bastante fantasía e idealismo.

Vinculación (18 meses hasta 36 meses): aún hay mucho afecto en la pareja, pero más que querer estar juntos todo el tiempo, cada uno de las partes empieza a buscar su autonomía y los encuentros ya no son tan pasionales sino que se centran en disfrutar de la compañía juntos. Es en la vinculación donde la pareja empieza a considerar vivir juntos.

Convivencia (desde el tercer año): la pareja se propone crear un hogar y hacer todo para que este sea confortable y les genere estabilidad. Sin embargo es también en esta etapa donde pueden aparecer los primero problemas, que muchas veces son producto de la rutina.

Autoafirmación (1 a 4 años): se busca la independencia y el espacio para hacer cosas individualmente. Si bien al principio esta necesidad de distancia puede causar conflicto, lo lógico es que ambos terminen entendiendo esta etapa como una evolución natural de la relación.

Colaboración (5 a 15 años): ya en este punto hay proyectos en común como la familia y los hijos. Sin embargo, también en esta etapa los hijos comienzan a independizarse y la pareja debe redireccionar sus intereses que antes se enfocaban solo en la familia.

Adaptación (desde los 15 años) : en esta etapa, la pareja madura se enfrenta a la vejez o la soledad y empieza la crisis de la mediana edad. También es en esta etapa en la muchas parejas se disuelven o se consolidan.

En el complejo mundo de las emociones y sentimientos no tiene el mismo peso hablar de enamoramiento que de amor. El enamoramiento es más atracción, gusto y ganas de descubrir a otra persona y sin duda, es una etapa maravillosa de los que más adelante se puede convertir en amor.

En toda relación amorosa vale la pena descubrir y disfrutar cada etapa. Y aunque las estadísticas nos ofrecen números, hay personas que pueden romper con ellas y decir que han estado toda la vida enamoradas. Pues, en el amor no hay reglas y cada quien decide el nivel de compromiso que quiere establecer con su pareja y hasta qué punto desea trabajar para convertir un enamoramiento en un amor para toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *