Mi novio tiene un hijo

Por admin / hace 8 meses / 0 Comentarios ».

Como es cierto que en la vida no elegimos de quien enamorarnos también es cierto que el amor no se da un día para otro. Antes de embarcarnos en una relación con un hombre que nos gusta debemos conoce y aceptar todos los aspectos que van más allá de la atracción física y de la simpatía de los primeros encuentros y esos aspectos incluyen sus relaciones más importantes como la que pueden tener con sus hijos.

mi-novio-tiene-un-hijo

Si tu novio tiene un hijo, de antemano debes saber que no será una situación fácil, por lo menos no en las primeras etapas y hay muchos factores que dependen de una buena relación entre tú y ese ser tan especial para tu pareja,  como la edad del niño, el sexo,  el tiempo que  su padre lleve lejos de su madre y el tipo de relación que ha existido y que existe entre estos.

Si los padres tienen una relación sana donde ambos acepten que pueden continuar su vida junto a otra persona ya depende de ellos conversar con sus hijos y explicarles la situación, pero al menos sabrás que llevarte bien con el pequeño dependerá de tu inteligencia y la afinidad que surja entre ustedes y que no habrá una personas manipulando para hacerte la vida imposible, como también suele pasar en este tipo de situaciones.

Si ya has decido aceptar una relación en donde haya un  hijo de una relación anterior debes saber que si tu chico vale la pena, la relación con ellos será lo primero y en ningún caso debes tratar de competir por su amor, y  aunque a veces es difícil de entender, sobre todo si no tienes hijos, se trata de sentimientos totalmente distintos.

Debes estar preparada para que los eventos de los chicos se interpongan más de una vez en tus planes de estar a solas con tu pareja, por ejemplo y que en el mejor de los casos debes elegir apoyar a tu novio y a su hijo en lugar de hacer algo que ya tenias planeado.

Salir con un chico que tenga un hijo no debería ser una situación negativa, simplemente es parte de su vida y ahora de la tuya. Si aceptaste la relación con esta persona lo mejor es que sigas algunos consejos para hacerla lo más armoniosa posible y no cometer errores que dañen sus vivencias como pareja.

Primer paso: la mejor manera de aproximarte a sus hijos es como una amiga de su papá y poco a poco volverte más frecuente en sus actividades hasta que tu chico te presente como su novia. Esta decisión siempre debes dejarla en manos de tu chico, finalmente nadie mejor que él para saber cómo y cuándo decirles las cosas importantes de su vida a sus hijos

Límites de la convivencia: en este caso me he referido a hijos que viven con su madre, esto quiere decir que aunque compartas con el niño frecuentemente hay acciones y opciones que no debes hacer ni decir porque no te corresponden, para no terminar escuchando un “no eres mi madre” o “no es tu hijo”.

No quiere decir que vayas a malcriarlo y aceptar berrinches cuando estés con él pero debes saber delicadamente como reaccionar ante diferentes situaciones y sobre todo saber hasta dónde te permite tu pareja ser permisiva y restrictiva con el niño y esto solo lo sabrás con la convivencia y claro, con la comunicación con tu novio.

No los uses  para ganar afecto: si tenemos una pareja con hijos, el ideal es que estos nos acepten y nos prefieran tanto que solo refuercen ante nuestro chico lo maravillosas que somos, solo que para que estos sentimientos surjan de forma sincera  se necesita, como en toda relación,  cierto tiempo de convivencia

En ningún caso caigas en la tentación de tratar de comprar a los niños con regalos o con permisos que no te corresponde y por favor  nunca te apoyes en falsas promesas. A la larga estos recursos desesperados se pueden volver en tu contra y afectar la relación con el niño y con tu pareja.

Busca un equilibrio: toda mujer sueña con encontrar el príncipe azul y padre protector de su familia, porque en vida de todo ser humano no hay nada tan valioso como unos padres comprometidos, por eso debes entender que tu pareja  dedique tiempo y atención a sus hijos sobre todo si son pequeños y necesitan  cerca a su figura paterna.

Si en algún momento esa atención te parece excesiva o te sientes que tu pareja dedica demasiado a sus hijos, depende de ti evaluar si es el tipo de relación que quieres en tu vida, ya que los más probable es tu novio no cambie por ti.

Cuando los hijos de tu pareja son de relaciones anteriores es normal que pongamos más esfuerzo para no equivocarnos, pero en ningún motivo esta situación debería ser motivo de que problemas en tu vida o debe generar una sensación de inconformidad. Tampoco significa que no queramos lo suficiente ni a nuestra pareja ni a sus hijos pero simplemente hay relaciones que no son para todo el  mundo.

Conclusión

Los niños son una dicha que llenan de alegría la vida de cualquier persona y si son parte de la vida de tu pareja lo mejor es disfrutar la relación con ellos al máximo, claro está que este tipo de situaciones también incluye a la madre del niño y ambas deben hacer un esfuerzo por llevar una relación cordial para que todo funcione.

De ti solo queda brindar apoyo y respecto hasta donde te sientes cómoda y con  los límites necesarios, teniendo claro que eres la nueva pareja de su papá y no la madre del niño.

Al final debes estar consciente de que hay otro factor importante en tu relación y sencillamente no lo puedes obviar. Si después de un tiempo ves que las cosas no funcionan no debes sentirte mal, lo más inteligente es reconocer tus límites y entender que tus decisiones  no están motivadas por  rechazo ni desamor sino que porque no estás preparada para una relación de ese tipo.

Sí por el contrario todo coincide  para que haya química entre tu amor y sus hijos no dudes en aprovechar esa nueva experiencia y seguir viviendo tu relación al máximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *