Durabilidad y solidez en la relación amorosa

Por admin / hace 4 meses / 0 Comentarios ».

Actitudes para que dure una relación de pareja

Muchos son los artículos e investigaciones realizados en torno al amor, el misterio de Cupido ha dado mucho de qué hablar y ha generado opiniones diversas intentando llegar a una conclusión definitiva. Lo cierto es que esto resulta muy difícil, debido a que son numerosas las cuestiones impredecibles que tienen que ver con él. En este artículo de “Detalles para mi novio” nos dedicaremos a tratar el tema de la durabilidad y solidez en una relación.

Durabilidad y solidez en una relación de pareja

Seguramente, en algún momento se hayan cruzado con un tipo de pareja que les haga pensar “Cómo hacen para funcionar tan bien después de tantos años”, para algunos esta cuestión puede tener que ver con la “suerte de haberse encontrado”, atribuyendo este hecho de durabilidad y solidez, a una especie de legado mágico que toca en la ruleta matrimonial o de noviazgo,  pero la realidad es que detrás de ese fabuloso cuadro, hay actitudes que hacen posible llamar amorosa, a una relación.

En cuanto a las actitudes, aquí en “Detalles para mi novio” te contamos que  se refiere a la aceptación, comprensión, comunicación, y desapego (que no es lo mismo que desinterés o indiferencia).

  • La aceptación: Deberíamos aceptar que el otro ha recorrido un camino diferente y por lo tanto será diferente al nuestro. Con este hecho se entiende que las maneras de observar las cosas serán también en la mayoría de los casos, distinta, y por consecuencia su manera de actuar frente a situaciones en las cuales nosotros pensamos debería ser de otra manera.

 

  • La comprensión y comunicación: será importante hacer el esfuerzo de entender el por qué de determinadas conductas del otro, meterse en su historia e intentar desarrollar un vínculo que trascienda el modo de ver el camino desde nuestra óptica, que siempre será limitada. Por esta razón, la comunicación es extremadamente importante, sin comunicación será difícil comprender el mundo de mi semejante, dar a conocer lo que pensamos y poder escuchar lo que el otro piensa, será un pilar elemental para construir la solidez. Es un gran error vivir de juicios y suposiciones hechas por nosotros mismos, teniendo en cuenta que todo ello se crea en función de nuestro funcionamiento e historia, lo cual sesga en gran medida la realidad.

 

  • El desapego del que hablamos en “Detalles para mi novio”, no implica desinterés o indiferencia, sino “dejar ser” a la pareja con respecto a sus gustos y a las relaciones con sus amigos y familiares. “Dejar ser”, que es dejar de pretender cambiar cosas que para mi pareja son importantes, aunque esto nos quite algo de tiempo para estar juntos. Muchas veces la cantidad de tiempo que se comparte, no implica tiempo compartido de buena calidad, que es a lo que toda relación de pareja sana debería apuntar. El problema es que cuando estas cuestiones no se respetan alguno de los dos termina saturándose de la relación hasta alcanzar el límite del quiebre. Los sentimiento de asfixia y falta de libertad a veces pueden confundirse con la fuga del amor, pero no necesariamente serlo. En ocasiones un cambio en el modo de funcionar revive los sentimientos que se creían perdidos. Con esto, no estamos diciendo que cada uno debe hacer siempre lo que quiere, sino de encontrar un equilibrio que potencie un modo de vida en el cual compartir, no sea lo mismo que poseer y asfixiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *